Lesiones

04/01/2021
¿Molestias en la espalda por el teletrabajo?

Categoría: Lesiones

¿Molestias en la espalda por el teletrabajo?

¿Cuál es la mejor postura para trabajar en el ordenador?

La mejor postura… es no tener posturas

Tras horas y horas de teletrabajo, sentado frente al ordenador, cansado y agobiado por las tareas que tienes por completar, llega un punto en el que te empiezan a doler distintas zonas del cuerpo, entre ellas las cervicales, las lumbares, los glúteos y paremos de contar, hasta que llega el ansiado instante en el que finalizas tu jornada de trabajo y decides reunirte con tus compañeros apartando tanto alboroto laboral. Entre tantas risas, llega un momento de la conversación en la que el cansancio acumulado empieza a presentar sus consecuencias e interrumpes la conversación afirmando lo siguiente: 'me duele el cuello, y debe ser por la postura que tengo al estar sentado frente al ordenador'… 'Tengo que buscar ayuda para mejorar mi postura', y en ese instante, te interrumpe un compañero fisioterapeuta que te responde con una interrogante:

¿Y si te digo que la mejor postura es no tener posturas?

A día de hoy no existen suficientes evidencias científicas como para afirmar que poseer una postura determinada, que, en diversas ocasiones es tachada como 'mala', sea la causante real de la presencia de sintomatología dolorosa, cualquier postura puede molestar, incluso la más 'ideal'.

Puedes ver más acerca de los beneficios de contratar un fisioterapeuta.

¿Qué dicen los estudios?

 

 

En la actualidad, la ciencia no ha logrado confirmar que exista una correlación entre las curvaturas fisiológicas del cuerpo (cifosis o lordosis) y el dolor. Esta creencia de buscar la postura 'ideal' puede haberse visto influenciada por los contextos socioculturales, tales como medios de comunicación, profesionales de la salud, entre otros. El problema no radica en el tipo de postura, sino en las horas y horas que pasamos manteniendo dicha postura, aunque se intenten generar compensaciones o 'correcciones' postulares, llegará un momento en el que se reproducirán los síntomas de dolor (un ej. muy claro de esta afirmación es lo que ocurre al estar tumbado en la cama y dormir mas horas de las necesarias, cuando empiezan a molestar ciertas zonas del cuerpo). Y todo esto se debe a que al pasar muchas horas en una misma posición y con ausencia de movimiento, lleva a que se empiece a acumular en los tejidos depósitos de ciertos desechos producidos por la actividad celular fisiológica del organismo los cuales se almacenan como acumulación de liquido, entre dichas sustancias se incluyen ácidos que activan los sensores del sistema de alarma del cuerpo, que, después de diversos y complejos procesos, desencadenan la sensación de dolor.

Por lo que, lo mejor que puedes hacer, no es echarle la culpa a la postura con la que trabajas sino echársela a quien te obligue a trabajar 8 horas sin parar y que no te permita realizar pausas o descansos en los que puedas levantarte de la silla y moverte, ya que esta rutina de falta de movimiento, estarían generando una disminución de tus capacidades físicas.

 Tambien puede interesarte nuestro articulo de "relacion entre la carga de entrenamiento y las lesiones"

¿Cuáles son las mejores recomendaciones?

Después de toda esta explicación, tu amigo fisioterapeuta te ofrece un amplio abanico de recomendaciones entre las cuales están:



- Muévete, como sea pero muévete, no pases tantas horas en una determinada posición. Es recomendable que explores toda variedad de movimientos siempre y cuando las exigencias de los mimos no superen tus capacidades.


- Levántate de la silla y anda alrededor de tu oficina (o lugar de trabajo). Dando pequeños o largos paseos.


- Realiza estiramientos, no tienes que enfocarte de manera especifica en ninguno, repetimos que lo importante es intentar eliminar las células depositadas a través del movimiento y la actividad muscular.


- Mantente hidratado.


- Lo ideal no es intentar adoptar 'buenas' posturas, es procurar no mantenerlas por mas de 45 min. No estamos diseñados para ello y mucho menos para repetirlo día a día.


- No fuerces una postura 'ideal', como ya hemos dicho, hasta la postura mas 'ideal' puede reproducir sintomatología dolorosa cuando se mantiene en el tiempo, esto puede condicionar a una activación de un complejo proceso psicológico que aumente la ansiedad (y el catastrofismo) por sentirte culpable de no mantener dicha posición 'deseada', y, a su vez, la ansiedad puede desencadenar un circulo vicioso que aumente el estrés y la presencia de dolor.

- Haz ejercicio. Se ha logrado confirmar que seguir un plan de ejercicios puede disminuir a la mitad el riesgo futuro de la aparición de dolor cervical al comparar población activa físicamente con población sedentaria.


- Aunque hemos insistido en que la postura no es sinónimo de dolor, es importante disponer de una silla adaptable que nos permita fijar una altura adecuada en relación con la mesa, debido a que si la mesa queda muy elevada respecto a la silla puede generarse una sobre activación de la musculatura de los hombros ('llevándolos a las orejas') que puede acelerar la presencia de dolor, lo mas recomendable es que los codos descansen sobre la mesa con unos 90 grados aproximados de flexión.

Cristhian López Fisioterapeuta

Newsletter